Historia de Juego

El secreto del Rey Salomón

Muchos son los misterios que rodean al Rey Salomón. Cuentan que fue el monarca más sabio y justo de la tierra. De hecho, fue tal su inteligencia que su padre, el rey David, le enseñó el antiguo lenguaje de la naturaleza a través del cual podían comprenderse las leyes del universo. El Cielo, para premiar su sentido de la justicia, le entregó el sello de la sabiduría divina con el que dominó el tiempo y el espacio. Gracias a estas dos cosas, Salomón se convirtió en un sabio entre los sabios, en el mejor alquimista de todos los tiempos.

Sin duda alguna, su logro más importante y su secreto mejor guardado fue La Llave Mayor, un misterioso objeto fruto de la ciencia, la magia y la alquimia que convierte cualquier espacio en un portal capaz de transportar a quienes lo cruzan a otras dimensiones y universos

Es tal el poder de la Llave que, para protegerla de malos usos, Salomón fundó la Organización Llave Mayor. Ésta vela para que la Llave sólo se utilice en misiones de paz. Sin embargo alguien consiguió traspasar un portal: Damien Mínimus, un ser lleno de ambición y sin escrúpulos cuyo mayor deseo es dominar todos los mundos.

Damien Mínimus consigue dominar los mundos, depositando un objeto de gran energía, de origen ajeno al mundo visitado, llamado Oopart, que causa graves daños en la realidad si permanece en él más de un tiempo límite.

Llave Mayor firme en su propósito de proteger el portal, realiza arriesgadas misiones en las que nuestros agentes deben rescatar el Oopart y traerlo de vuelta antes de que se agote el tiempo y el mundo, tal y como lo conocemos, desaparezca para siempre.

Misiones Oopart

En Llave mayor llevamos a cabo diferentes tipo de misiones: Podemos distinguir entre las misiones de reconocimiento, las de rescate y las de desactivación.

Todo comienza con un estudio detallado del portal; cualquier perturbación cuántica es analizada por nuestros expertos. Ellos valoran su gravedad y el tipo de misión necesaria en cada caso.

  • La primera de ellas son las misiones de reconocimiento por las que nuestros científicos recaban todos los datos necesarios para el rescate del Oopart. Así conocemos el nivel dificultad, el tiempo de acceso permitido a cada dimensión y la naturaleza del objeto.
  • En segundo lugar se llevan a cabo las misiones de rescate o misiones Oopart. Su objetivo es localizar el objeto y traerlo de vuelta a Llave Mayor.

En ella participan los Oopartners, agentes de intervención que, a contrarrelog, deben investigar el entorno y resolver las distintas pruebas y enigmas con las que Damien Mínimus rodea al objeto en un intento de hacer que la misión fracase. Los Oopartners usan la lógica y el ingenio, su capacidad de observación y la habilidad para el trabajo en equipo para conseguir el éxito en su misión ¡El mundo depende de ellos!

  • Una vez conseguido el objeto entran en juego las misiones de desactivación. En ellas. los Oopartners trabajan para desactivar el objeto. No es una misión fácil; deben hallar la forma de hacerlo investigando en nuestro scriptorium, los arcanos libros de Salomón donde, de forma críptica, nuestro fundador dejo las pautas para conseguirlo. Utilizan antiguos lenguajes, runas y jeroglíficos. También se valen de herramientas alquímicas, de nuestro laboratorio y sobre todo de una gran habilidad para descifra acertijos y misterios.

La Gran Biblioteca Scriptorium

Los portales cuánticos fueron utilizados por primera vez en el año 930 a. C. Su origen se sitúa en Jerusalén donde el rey Salomón durante sus investigaciones, halló la Llave Mayor. Desde entonces nuestra organización ha sido custodia de la Llave y la ha utilizado para aprender de aquellos mundos a los que accede.

Fruto de ello es la amplia recopilación de documentos y conocimientos, custodiados en nuestra Gran Biblioteca Scriptorium, traídos desde lugares y tiempos tan distantes entre si como un Londres de la época Victoriana en la que Sherlock Holmes nos dejó su “Manual de Observación y Deducción”, una isla como Ávalon, situada en algún tiempo recóndito del medievo celta en el que Merlín y Morgana nos dictaron la “Verdadera Historia de Arturo”, la casa de Julio Verne donde conseguimos los planos del Nautilus y la ingeniosa técnica espacial que utilizó en su legendario viaje a la Luna o el estudio secreto de H. G. Wells, donde comprobamos el funcionamiento de su máquina del tiempo.

Menú